Celulitis

RESERVA UNA CITA MÉDICA

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una afección a la piel muy común e inofensiva que afecta tanto a hombres como mujeres.

¿Dónde se aloja la celulitis?

La celulitis provoca la aparición de protuberancias y hoyuelos en ciertas partes del cuerpo, sobre todo en las partes donde el cuerpo almacena más grasa como lo son: los muslos, las caderas, los glúteos y el abdomen.

Síntomas

  • La celulitis se aparece en la piel con apariencia de hoyuelos y/o con protuberancias. A veces se describe como tener una textura de cáscara de naranja.

  • Se puede ver la celulitis leve solo si se pellizca la piel en un área donde se tiene celulitis, como en los muslos. La celulitis más severa hace que la piel se vea arrugada y rugosa.

Causas

  • La celulitis afecta los cordones conectivos fibrosos que sujetan la piel al músculo subyacente, con la grasa entre ellos. A medida que las células grasas se acumulan, estas empujan hacia arriba contra la piel, mientras que los cordones largos y duros tiran hacia abajo. Esta situación es la que crea los hoyuelos.

  • La celulitis es también afectada por factores hormonales y genéticos que determinan la estructura y la textura de la piel y el tipo de cuerpo de cada persona. El peso y el tono muscular, afectan el hecho de tener celulitis.

Factores de riesgo

  • Genero
    Es más común en las mujeres que en los hombres. Es normal que la mayoría de las mujeres desarrollen un poco de celulitis terminando la pubertad. Esto se debe a que la grasa de las mujeres se distribuye generalmente en los muslos, las caderas y los glúteos.

  • Envejecimiento
    La celulitis también es más común con el envejecimiento, cuando la piel pierde elasticidad.

  • Aumento de Peso
    El aumento de peso puede hacer que la celulitis sea más notoria. Un estilo de vida inactivo, es decir, con poca actividad física, también puede aumentar las probabilidades de desarrollar celulitis.

Prevención

  • Dejar de fumar, evitar el café, el alcohol, los alimentos refinados, fritos y altos en grasas, la ingesta excesiva de sal y el déficit de fibra en la dieta.
  • Beber dos litros diarios de agua.
  • Hacer ejercicio. Correr o caminar es muy recomendable.
  • Evitar el uso de prendas de vestir que se ajusten demasiado al cuerpo, el calzado con tacones altos y las malas posturas.
  • Controlar el estrés.
  • Tener cuidado con el consumo de anticonceptivos, ya que favorecen la retención de líquidos.

Tratamientos Disponibles:

Tratamientos Corporales

ONDA COOLWAVES

CARBOXITERAPIA

TRI-ACTIVE+

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Te Llamamos!

Déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo